sábado, 8 de enero de 2011

Crónicas de La Meseta:Octava crónica

Descansen en paz Vadim y Exia Rhogar
Adentrandose en los nuevos corredores descubiertos por los enanos , la compañía se encuentra con un nido de arañas que habían capturado a algunos enanos mineros y también a algunos Kobolds, después de poner a salvo a los enanos, el grupo de aventureros prosigue con su exploración  y esquivando numerosas trampas Kobolds, se internan en mitad de su cubil acabando por completo con un numeroso grupo, liderados por un sacerdote kobold seguidor de un dragón negro. Mas adelante, se encuentran con que los corredores están inundados, formando un extenso lago subterráneo, que comienzan a cruzar algunos a nado y otros a bordo de una improvisada barca kobold construida con una enorme seta subterránea. en el lago encuentran dos caminos posibles uno de ellos lleva al cubil de un pequeño dragón negro y el otro a un lago aun mas profundo. Decididos a explorar primero y luchar después, la compañía sigue a nado por el lago con la mala suerte de ser atacados pos tres enormes peces de las profundidades que apunto estan de acabar con el grupo entero, que se bate en retirada a través del lago tras haber perdido en las oscuras fauces de los horrores  subterráneos  a dos de los hermanos Rhogar Exia y Vadim,

1 comentario:

  1. Tristes pérdidas que causarán un cambio de actitud en Xankas.

    ResponderEliminar